Articulo escrito por

Coach, Orador y Autor de El Poder de la Acción

6 Comentarios

  1. Sergio Lillo Labrada
    Sergio Lillo Labrada at | | Reply

    Importante,interesante y complicado tema. En teoris parece normal,pero la realidad es que el tema es extremadamente complicado.
    Si partimos de la base que en todos los escenarios que nos podamos situar bien sean públicos o privados, lo tenemos que tratar con GUSNTES DE SEDA.
    A medida que la competencia profesional crece en las empresas, podemos encontrarnos que en etapas marcadas para la consecución de objetivos, tengamos que ir reconociendo a nuevos lideres en cada departamento y relegando a un segundo plano, al reconocido en la etapa anterior. Difícil situación la que se plantea,no sólo para la persona no reconocida ,sino también para la que tiene que proceder al reconocimiento.
    Estas situaciones pueden generar una competencia tan desleal dentro de la empresa, que puede perjudicar gravemente los intereses de la misma.
    Salario emocional si pero con mucha cautela. Al decir con mucha cautela, lo digo por que esto puede generar envidias y como consecuencia crear desánimo y desgana en otros que no se encuentren a esos niveles.
    SALARIO EMOCIONAL SI, pero con guantes de SEDA.

  2. Maite Anton
    Maite Anton at | | Reply

    La vanidad del ser humano no tiene limites, somos capaces de lo.peor a cambio de que nos regalen los oidos, pero !pobrecito! Aquel que no es capaz de reconocer esa debilidad. Hay quien hace el ridiculo mas espantoso. Soy de la opinion de que “mis hijos no comen bocadillos de cojonudo”. Parece una ordinaried pero el reconocimiento profesional debe estar justamente remunerado. El reconocimiento emocional y la palmadita en la espalda estan muy bien pero mucho mejor si viene acompañada del merecido PREMIO, no me vale tan solo la aprobacion.

  3. Álvaro L.G
    Álvaro L.G at | | Reply

    Me parece un artículo de gran importancia, es casi un tercio de nuestra vida que la pasamos trabajando, ganándonos la vida de alguna manera, donde hay algunos afortunados que hacen el trabajo de sus sueños o su vocación innata y otros muchos, sin tener el trabajo que siempre desearon, pero les da para vivir o tener una excelente calidad de vida. Lo que queda claro, es que ambos necesitan sentirse reconocidos, es una necesidad innata del ser humano,en gran parte necesitamos sentirnos queridos, necesitamos creer que estamos aportando algo a este mundo.

    Como no va a ser efectivo el llamado Salario emocional, si es mas humano, es más existencial… son más horas de las que creemos las que vamos a pasar trabajando, por ello aquellos merecedores se sentirán más recompensados por el apoyo a lo que es como persona, a lo que es como trabajador y profesional, que simples regalos de empresa, ya que a nadie nos gusta sentirnos como simples máquinas o como simples medios para conseguir un fin económico.

    Finalmente, estoy a favor del equilibrio, hoy en día la simple apreciación o reconocimiento superficial a través de bienes materiales, se queda a medias, por ello el Salario Emocional debería equilibrar esa balanza y más en estos tiempos donde parece que lo material está por encima de nuestros valores humanos.

Por favor, comenta utilizando tu nombre real.

Leave a Reply

Pin It on Pinterest

Share This

No Olvides Compartirlo

Comparte este artículo con tus seguidores