Ansiedad: 8 Pasos Para Acabar con Ella

¿Has sentido alguna vez Ansiedad?  Te planteo causas que pueden generar ese estado:

 Caso 1: Le he presentado la oferta a mi cliente y dos semanas después no responde.

Caso 2: Hice una presentación de negocio a un candidato buenísimo, hizo preguntas interesantes pero han pasado 2 días y no me coge el teléfono.

Caso 3: He ido a una entrevista de trabajo, fue todo bien, el entrevistador me felicitó y me dijo que en unos días me llamaría, pero sigo esperando. 

¿Qué sientes cuando te pasa algo así? Ansiedad, Incomprensión, Desconsuelo, Preocupación. En ese momento la centrifugadora que tienes encima de los hombros empieza a generar todo tipo de situaciones negativas.

 PREGUNTAS QUE SI NOS FORMULAMOS

Pregunta al Caso 1: La competencia ¿habrá presentado una oferta más barata?

Pregunta al caso 2: ¿Habrá firmado con otro? O quizás ¿habrá comentado el negocio y el “cuñado enterao” le habrá hecho cambiar de opinión?.

Pregunta al caso 3: ¿Les habrá gustado otro candidato más que yo?

 OPCIONES QUE RARA VEZ NOS PLANTEAMOS

Opción de pregunta al caso 1: Los clientes necesitan tiempo para evaluar las ofertas y a veces deben de rendir cuentas a más gente que no tiene tanta prisa o interés.

Opción de pregunta al caso 2: Está tan enfocado en su trabajo diario que le estará costando ver la información que le mandé. Necesita su tiempo para valorarlo.

Opción de pregunta al caso 3: La empresa tenía necesidad de cubrir esa vacante, pero la decisión no es tan sencilla pues deben seguir entrevistando personas.

¿Por qué crees que ante situaciones comunes,

generamos respuestas NEGATIVAS?.

Es muy sencillo y quiero que lo grabes en tu subconsciente “a fuego”. El ser humano está predispuesto genéticamente para la supervivencia. Nuestros ancestros vivían siempre atentos por si en un momento del día o de la noche un animal les atacaba.

Es natural que estemos siempre atentos.

Es lógico que veamos primero lo que puedo perder frente a lo que puedo ganar.

Es común esperarse lo peor a medida que el tiempo pasa y va en nuestra contra.

Insisto, es un acto de supervivencia.

Dicho esto y asumiendo que lo que a ti te pasa le sucede también al Comercial, al Networker, o al Desempleado, ¿quieres aprender a superar la Ansiedad de la larga espera?, ¿la Ansiedad del teléfono que no suena? o ¿la Ansiedad del cambio que nunca llega?.

1º Paso para gestionar tu Ansiedad: Identifica tus Zonas de Acción.

Mira la figura 1, son dos círculos concéntricos y tu estás en el centro de ellos. El círculo más cercano a ti será la Zona de INFLUENCIA y por tanto ahí entrarán todas esas acciones que tú SI puedes controlar (llamadas, presentaciones, encuentros, conversaciones, miradas, envíos de información…). Haz balance, ¿has hecho en la reunión todo lo que estaba en tu mano?. Tanto si la respuesta es si como si es no, lo pasado pasado es y ahí si que no puedes influir. Déjalo estar y asume que lo hiciste lo mejor que pudiste o supiste.

Figura 1

Figura 1

El círculo concéntrico más alejado de ti es la Zona de INTERÉS, por ejemplo la capa de ozono de la atmósfera, el maltrato a las mujeres, el cáncer de mama… son aspectos de nuestra vida que nos generan preocupación o interés pero no está en nuestra mano solucionarlo.

2º Paso para gestionar tu Ansiedad: Organización Ante el Caos.

Si tenemos claro que nuestra zona de Interés la tenemos cubierta y ahora nos queda esperar y aguantar el tipo, te propongo que cargues el día con actividad personal o laboral aprovechando el tiempo a tope. Para ello lo mejor es organizar la agenda por la Noche. Yo por la noche antes de acostarme cojo mi agenda y empiezo a apuntar POR ESCRITO las cosas que tendré que hacer al día siguiente.

De esa manera a la mañana siguiente cuando me levanto digo “ponte a tope que tienes muchas cosas que hacer”.

Convirtiendo esta dinámica en hábito, trabajarás diariamente en lo que si controlas.

3º Paso para gestionar tu Ansiedad: Corta las Conversaciones Internas Negativas.

Cuando veas que te enganchas en una de ellas, cambia de pensamiento de inmediato, escucha música, haz una llamada, … genera algo que te lleve a soltar el mal pensamiento.

4º Paso para gestionar tu Ansiedad: Provoca Cambios en tu Día a Día.

Cambia de lugar de trabajo o estudio. Cambia de ritmo, cambia de actividades. Si está en tu mano la posibilidad de cambiar de habitación, oficina o despacho te invito a que lo hagas. Con este trabajo estás generando un cambio visual, auditivo y kinestésico.

5º Paso para gestionar tu Ansiedad: Haz Balance Diario.

Cuando acabe el día haz balance de TODO lo que has hecho. Revisar las actividades te llevará poco menos de 2 minutos y te ayudará a comprender que el día lo has aprovechado a tope.

6º Paso para gestionar tu Ansiedad: Haz Balance Semanal.

Al final de la semana haz balance de los LOGROS conseguidos. Te permiten ver como vas avanzando mientras los días transcurren.

7º Paso para gestionar tu Ansiedad: Refuerza tu Capacidad de Negociación.

Asume que tener Ansiedad genera estrés y debilidad a la hora de una negociación. Si durante días estás con los nervios a flor de piel, el día que te llamen y te pidan que os reunáis, irás con “tantas ganas de dar el SI QUIERO” que tu capacidad de negociación se verá mermada. Considera que debes combinar trabajo con Deporte, Lectura, Dibujo… y Meditación. Necesitas evadir la mente. La meditación resulta una actividad increíblemente reponedora, te ayuda a relajar la mente y el cuerpo, se oxigenan mejor tus neuronas y mejora la eficacia en la actividad diaria. Te lo recomiendo encarecidamente.

8º Paso para gestionar tu Ansiedad: Llévalo al Absurdo.

Ayudo a mis clientes en estado de Ansiedad preguntándoles: ¿y que pasaría si el resultado que te diesen fuera negativo?, ¿qué es lo peor que puede pasar si te dicen que NO?.

El Trabajo Perfecto, la Contratación Perfecta, el Negocio Ideal… siempre son Relativos.

Llevar al extremo las situaciones cotidianas que nos generan Ansiedad ayuda a la persona a considerar que esa Ansiedad es Relativa. A veces magnificamos al cliente o el puesto de trabajo, dado que lo convertimos en algo Relativamente Necesario o última opción. Nuestro negocio si no consigue ese cliente posiblemente seguirá funcionando; eliminando partidas de gastos generales y generando pequeños ingresos diversificados ante otros clientes menos relevantes.

Si en algún momento te encuentras ante una situación de Ansiedad de las que he reseñado, te invito a practicar este ejercicio que te aliviará de inmediato y te enfocará en el trabajo.

¿Te han resultado útiles los 8 pasos para gestionar la Ansiedad?

Francisco López

Coach Certificado, Formador, Conferenciante

Curso Online de Habilidades Directivas y Liderazgo

_

Pin It on Pinterest

Share This