5 Claves Para Una Vida Muy Feliz

Una frase muy pronunciada por mi es: “si hay algo que tengo seguro en esta vida, es que tarde o temprano dejaré este mundo”. ¿Estás de acuerdo conmigo?

Unos dicen que se reencarnarán en algo o alguien, otros que quedaremos sueltos por el universo en forma de energía, otros que volveremos a ser espíritu… vale, dependiendo de tu fe así verás tu futuro, pero aún no he visto a nadie que después de palmar, hincar el pico, caer en el hoyo o llámalo como quieras, vuelva y me cuente “que tal le va por allí”.

Por tanto, hasta donde llega mi capacidad de entendimiento, te propongo “vive cada día como si fuese el último”.

La enfermera y escritora Bronnie Ware vivió años asistiendo a enfermos terminales, y de sus experiencias sacó el libro Top Five Regrets of the Dying (Los cinco grandes arrepentimientos de los moribundos.

Es triste verlo así pero, “todos cuando están viviendo sus últimos días u horas se arrepienten de no haber hecho algo”.

Y yo digo “¡qué lástima!” ¿verdad?. Es una pena pues TODOS añoraban algo y TODOS lo pensaron en el último momento.

Te adelanto sus conclusiones para aprovechar el momento y ¡que no nos pille el toro!.

1ª Claves.- Disfrutar de TU soledad. La mayoría de las personas cuando ven cerca la muerte se arrepienten más por lo que no han hecho, que por sus acciones. Es habitual lamentar no haber dedicado tiempo a aficiones que hay que practicar a solas, como la lectura, la pintura, la música…

Actualmente nos dejamos llevar por la presión social, hacia actividades grupales donde acumulamos experiencias pero no les sacamos provecho. Te recomiendo que hagas la prueba, durante todo un día recuerda “ESTAR PRESENTE” en todo lo que hagas. Mientras comas disfruta de la comida. Mientras estás en el atasco disfruta de lo que veas.

Mientras haces gimnasia, analiza los beneficios que te aporta. Mientras estés subiendo las escaleras del trabajo disfruta y siéntete [email protected] por estar allí. Pasa así un día con la conciencia de todo lo que haces y antes de dormir repasa el día y “disfruta”.

A veces nos pensamos que el “momento pañales” con nuestros hijos durará eternamente, pero va a ser que no así que disfruta. Cuando mis hijos me insisten para que me bañe con ellos, digo “buff que pereza” pero luego pienso “le quedan 3 años para que se vaya a la playa con sus amigas” y entonces salto de la tumbona.

2ª Claves.- Cuidar las amistades: Una de las cosas que más lamenta la gente al final de sus días es no haber gestionado bien sus amistades, perdiendo contacto con viejos amigos con los que existía afinidad y no haber hecho el esfuerzo por buscarlos. Vivimos en una sociedad individualista que genera individuos arrogantes, con elevado EGO y que se consideran autónomos.

Las amistades fomentan el crecimiento, el conocimiento, las vivencias. El tener un elevado networking expande tu mente. ¡Es sano!. Pero esto es como las comidas. Para mi el ajo es sano, pero me “repite”, con lo cual lo aparto del plato. Con las amistades que te produzcan ardor, simplemente apártalas y sigue relacionándote.

3ª Claves.- Intentarlo y no hacerlo es lo mismo: En las consultas de los psicólogos abundan los pacientes con depresión que se arrepienten de no haber dedicado el suficiente tiempo a “intentar” arreglar una relación de pareja, eliminar un mal hábito o ayudar a un ser querido a superar una adicción.

Las cosas se hacen o no se hacen.

O te levantas o te quedas sentado, o dejas de fumar o no, o lees o no lees o estás embarazada o no lo estás! (y si me equivoco, añade un comentario). Intentar dejar de fumar, intentar leer o intentar levantarte no es NADA. Al contrario, es frustrante.

4ª Claves.- Perder el tiempo es sano: Los moribundos se reprochan: “ojalá no hubiera trabajado tanto”.

Junto con la tendencia a satisfacer la motivación de logro y la necesidad de alcanzar objetivos, es clave tener espacios y tiempos para desconectar. Debemos saber parar y desconectar para ser más eficaces. La vida laboral exige un trabajo intenso a nivel de subconsciente, activado gracias a impulsos básicos para la supervivencia.

Esto consume energía y merma la atención voluntaria, creando un estrés cognitivo. A veces nos ponemos de los nervios porque no tenemos nada que hacer. Desde ahora te pido calma y disfruta de esos escasos momentos. Míralo como una inversión en ti, no como un gasto de tiempo.

5ª Claves.- Vive TU vida: Otra de las añoranzas de las personas que saben que van a dejar este mundo en un breve espacio de tiempo es “no haber vivido una vida según sus deseos, sino a razón de los deseos de los demás”.

Si es cierto que la sociedad está siempre presente en nuestras acciones y ello supone una presión constante en nuestras decisiones. Por agradar al público que nos rodea hacemos o decimos ciertas cosas de las cuales te arrepientes toda la vida.

Creo que es de toda lógica afirmar que si te planteas metas que dependan de las constantes decisiones de los demás, siempre estarás dependiendo de ellos y eso puede malograr tus sueños de futuro.

Otro título alternativo al punto 5ª podría haber sido: “coge al toro por los cuernos”.

Lástima que los haya que se dan cuenta cuando están en el lecho de muerte. Aunque por lo que veo deben de ser más de uno. ¿Tu que vas a hacer hasta entonces?

Así que ya sabes, disfruta de cada minuto, dedica tiempo a ampliar al máximo tu red de contactos, ponte en Acción y disfruta de no hacer nada!!.

Un abrazo.

Francisco López

Coach Certificado, Formador, Conferenciante

www.elpoderdelaAccion.com

Pin It on Pinterest

Share This